A Teo Topetti le iba genial en la vida, íal pelo!, hasta que un día su mamá le dijo: -íMañana, a la salida de la escuela, vamos a la peluquería sin falta! Y ustedes saben que cuando una madre se propone algo, nadie puede sacárselo de la cabeza. Una vez que don Roque, el peluquero, lo sentó en una ridicula sillita, eligió entre sus herramientas la flamante tijera retrovisora con escobillas barrepelusas.
-Un corte por aquí, otro por allá, rebajamos de este lado y... Así, el mundo de Teo pareció transformarse en una verdadera catástrofe.

¡AL PELO!

$310
Sin stock
¡AL PELO! $310

A Teo Topetti le iba genial en la vida, íal pelo!, hasta que un día su mamá le dijo: -íMañana, a la salida de la escuela, vamos a la peluquería sin falta! Y ustedes saben que cuando una madre se propone algo, nadie puede sacárselo de la cabeza. Una vez que don Roque, el peluquero, lo sentó en una ridicula sillita, eligió entre sus herramientas la flamante tijera retrovisora con escobillas barrepelusas.
-Un corte por aquí, otro por allá, rebajamos de este lado y... Así, el mundo de Teo pareció transformarse en una verdadera catástrofe.