La serie ‘Detectives Audaces’ se publicó entre 1992 y 1996 en el suplemento semanal ‘El Pequeño País’. Sobre Beroy recayó la misión de crear todos y cada uno de los personajes; para el dúo de chicos formado por Pep y Marc se inspiró en las películas de los actores cómicos Jack Lemmon y Walther Mathau, o en las funciones míticas de los payasos de antaño. “Uno es más desordenado y despistado, mientras que el otro es más formalito”, explica Beroy de estos compañeros de aventuras. El personaje que rompe el equilibrio es Yuki, la niña que anula el personalidade de Pep y Marc porque “es quien lo controla todo y les lleva por el camino de la amargura”. Y para completar el equipo, el robot Bio, “lo último en nanotecnología”. Esa preocupación permanente por el noveno arte es una de las señas de identidad profesional de Josep Beroy, considerado uno de los autores más versátiles y con mayor calidad de los últimos 20 años del cómic español: humor gráfico, ilustración publicitaria, story-boards para cine, fondos para animación, portadas de libros, dibujos para prensa o ilustración arquitectónica fueron algunos de los géneros en los que desarrolló su actividad. Su carrera se forjó en los años 80. En 1988 recibió el premio al autor revelación en el Salón del Cómic de Barcelona. Fue colaborador de publicaciones míticas como ‘Creepy’, ‘Cimoc’ o ‘Zona 84’. Entre los títulos más emblemáticos que llevan su sello figuran “Doctor Mabuse”, “Ajeno”, “Zoo” (Premio en el festival de Bande Dessinée en Sierre, Suiza) o “Versus”. Sus obras se editaron en países como Alemania, Italia, Francia o EEUU. La época de los 90, en la que Beroy orie

Detectives audaces (cómics)

$1.250
Detectives audaces (cómics) $1.250
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Oficina de Boas Novas Perdriel 164, Barracas, Buenos Aires - Atención de Lun. a Vie. de 9 a 18 hs.

    Gratis

La serie ‘Detectives Audaces’ se publicó entre 1992 y 1996 en el suplemento semanal ‘El Pequeño País’. Sobre Beroy recayó la misión de crear todos y cada uno de los personajes; para el dúo de chicos formado por Pep y Marc se inspiró en las películas de los actores cómicos Jack Lemmon y Walther Mathau, o en las funciones míticas de los payasos de antaño. “Uno es más desordenado y despistado, mientras que el otro es más formalito”, explica Beroy de estos compañeros de aventuras. El personaje que rompe el equilibrio es Yuki, la niña que anula el personalidade de Pep y Marc porque “es quien lo controla todo y les lleva por el camino de la amargura”. Y para completar el equipo, el robot Bio, “lo último en nanotecnología”. Esa preocupación permanente por el noveno arte es una de las señas de identidad profesional de Josep Beroy, considerado uno de los autores más versátiles y con mayor calidad de los últimos 20 años del cómic español: humor gráfico, ilustración publicitaria, story-boards para cine, fondos para animación, portadas de libros, dibujos para prensa o ilustración arquitectónica fueron algunos de los géneros en los que desarrolló su actividad. Su carrera se forjó en los años 80. En 1988 recibió el premio al autor revelación en el Salón del Cómic de Barcelona. Fue colaborador de publicaciones míticas como ‘Creepy’, ‘Cimoc’ o ‘Zona 84’. Entre los títulos más emblemáticos que llevan su sello figuran “Doctor Mabuse”, “Ajeno”, “Zoo” (Premio en el festival de Bande Dessinée en Sierre, Suiza) o “Versus”. Sus obras se editaron en países como Alemania, Italia, Francia o EEUU. La época de los 90, en la que Beroy orie