Kirikú venció al monstruo que había secado la fuente. El agua y la alegría habían regresado a la aldea. El huerto volvió a ser plantado, más hermoso que nunca, y se esperaba una magnífica cosecha. Pero una mañana los aldeanos descubrieron horrorizados que el huerto había sido arrasado por completo. Enseguida levantaron una empalizada alrededor del terreno cultivado y decidieron montar guardia. Pero hete aquí que en plena noche surgió una inmensa hiena,negra como el ébano, gruñendo y enseñando los colmillos. ¿Cómo era posible que a un animal carnívoro le atrayese la verdura? ¿Y si el monstruo no era otra cosa que la Bruja Karabá?

KIRIKU Y LA HIENA NEGRA

$420
KIRIKU Y LA HIENA NEGRA $420
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Oficina de Boas Novas Perdriel 164, Barracas, Buenos Aires - Atención de Lun. a Vie. de 9 a 18 hs.

    Gratis

Kirikú venció al monstruo que había secado la fuente. El agua y la alegría habían regresado a la aldea. El huerto volvió a ser plantado, más hermoso que nunca, y se esperaba una magnífica cosecha. Pero una mañana los aldeanos descubrieron horrorizados que el huerto había sido arrasado por completo. Enseguida levantaron una empalizada alrededor del terreno cultivado y decidieron montar guardia. Pero hete aquí que en plena noche surgió una inmensa hiena,negra como el ébano, gruñendo y enseñando los colmillos. ¿Cómo era posible que a un animal carnívoro le atrayese la verdura? ¿Y si el monstruo no era otra cosa que la Bruja Karabá?